top of page
Search

Alas

Aquello de "los de abajo" y de "los arriba" dejó de ser metáfora, basta con subir la vista desde la avenida para corroborarlo. Los de arriba vuelan por encima de nosotros, nos miran desde las ventanas de sus móviles volantes, tan pequeños allá abajo como para ellos somos siempre, tan poquita cosa con nuestras piernas andantes, con nuestros cuerpos que recorren el mundo horizontalmente.


Desde las alturas los de arriba deben pensar que los caminantes nos desgastamos, que si los miramos con perplejidad es porque envidiamos su navegar sobre el aire, porque no entendemos la dicha de pasar por encima de nosotros, de los otros, de los de abajo que son necios, que caminan porque quieren, porque no trabajan, porque no saben que eso de caminar ya no está en boga.


Se sueñan los de arriba volando por encima de los de abajo, en avenidas sin trazo y con semáforos suspendidos al calce de nubes que no se llueven porque ya no se hacen como antes, como los de abajo quisieran para que sus niños brinquen dentro de los charcos y dejen huellas efímeras sobre el húmedo asfalto. Pero no llegan alto sin hélices los de arriba porque para eso hay que saber tomar impulso desde abajo; acá tenemos alas, caminamos para despistar.


Imagen: "Éxito" de Daisy Oviedo


0 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page